Valores constituyentes de la concepción filosófica de mundo de Hanoar Hatzioni

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Por: Sergio Edelstein

Ejemplificación de los valores escenciales de la tnuá, en base a fuentes judías.

«Darkeinu», nuestra senda educativa, nos permite esclarecer las bases educativas y los ideales de Hanoar Hatzioní. El mismo contiene entre sus líneas, la concepción de mundo, los cimientos y visión de la Tnuá, consolidados desde sus comienzos, por miles de bogrim, que vieron y ven en el ideal educativo sionista, judío y humanista, centro de su dedicación educativa. «Darkeinu» nos expone esos valores centrales que caracterizan a nuestra Tnuá, que junto a cientos de escritos constituyentes, nos dan una imágen ámplia a lo que aspiramos educar. Postman define en una forma clara el concepto «Visión» lo que nos ayuda a enmarcar los valores que analizaremos en una concepción amplia: «con visión me refiero a la historia en el tiempo de un pueblo (¿la Tnuá?), que le da significado a su pasado, explica el presente de si mismo y sirve de guia a su futuro… si la cultura no tiene una visión, un sueño, una narratva que contar, tampoco tiene la educación un objetivo importante».

¿Cuáles son estos valores y sus fundamentos sustentados en la historia y la cultura de Hanoar Hatzioní? Indudablemente el bagaje milenario de la cultura, tradiciones y religión del pueblo judío nos brindan un guia. En una red orgánica, debemos agregar aquellos documentos y pensadores universales que aportan en gran medida a la consolidación de dicha concepción de mundo. En el presente escrito nos concentraremos en fuentes de la rica y ancestral cultura judía. El judaísmo que la representa es el común denominador de los valores que expondremos.

Definamos en primera instancia el concepto «valor». Si bien hay muchas tendencias, presentamos aqui varias ejemplares:

«Postulados sobre los cuales se basa el sistema normativo de la sociedad». Enc. Hebrea.
«Alcance de la significacion o importancia de una cosa o accion, palabra o frace». Salvat
«Significa el objeto intencional de un juicio acerca del sentido de este». Nietzsche.
«En general, son cosas, cualidades que los seres humanos le dan una gran relevancia e importancia y que desean que los caractericen». Aloni.

Los valores presentados a continuación se deducen y están explisamente incluídos en el «Darkeinu», y en conjunto con las grandes ideas e ideales que los agrupan, le dan forma y contenido a su concreción como ideales palpables y educativos.

Las grandes ideas e ideales los podemos expresar en:

  • Sionismo (basados en sus objetivos centrales)
  • Liberalismo
  • Humanismo
  • Democracia
  • Pluralismo
  • Tzofiut (como idea)

La clasificación de los siguientes valores forman una red, cuyos lazos se entrecruzan, tejiendo una fuerte tela que une organicamente a todos los ideales.
Los valores que se deducen del «Darkeinu», entre otros y como ejemplificación:

  • Respecto a la persona humana
  • Inminencia de la vida humana
  • Solidaridad y mutua responsabilidad (harbut adadit)
  • Tolerancia
  • Libertad (jofesh y jerut)
  • Derecho a la duda y conciencia crítica
  • Shalom
  • Justicia
  • Amistad y compañerismo

Estos valores, formando una red, son los que sustentan los ideales que son bases de nuestra Tnuá y tienen arraigo en nuestras fuentes y en las grandes corrientes ideológicas universales modernas. A continuación presentamos una serie de fuentes ejemplificando la intrínseca relación entre las mismas y los ideales de Hanoar Hatzioni. Lo hacemos directamente entrelazando los ideales e ideas y sus valores intrínsecos, explicitos e implicitos.

Sionismo. Solidaridad, mutua responsabilidad (harbut adadit), libertad, justicia y shalom.
La culminación de Yom kipur, nos trae dos interpretaciones sionistas elocuentes. Al tocar el Shofar, la tradición indica que todos los presentes deben decír en voz alta y ferviertemente:

???? ???? ???????? ??????!

Este enfatico deseo nos es imperativo. Durante más de dos mil años los judíos anhelaron con cumplirlo. Y desde finales del siglo XIX este anehelo se comenzo a hacer realidad en forma masiva, hasta la concreción del sueño en la Declaración de Independencia de Israel, el 5 (Hei) de Yaar -14 de Mayo de 1948: «Y en base a nuestro derecho natural e historico y a la resolución de las Naciones Unidad, declaramos la creación de un estado judío en Eretz Israel, el Estado de Israel».

La segunda fuente que nos relaciona al sionismo, es nuevamente el Shofar, en otra interpretacion, que con su sonido estaba destinado a reintegrar a los esclavos a sus familias (en la epoca biblica) y las tierras a sus dueños, en el jubileo (cada 50 años). En nuestros días, recordamos esta tradición cuando su significado es la esperanza de que todas las diásporas de Israel se unifiquen en una gran familia en su tierra, Eretz Israel (Lau, 1998).

Estos dos ejemplos de Yom Kipur, nos muestran la centralidad de Israel y el sueño y esperanza de «Kibutz Galuiot» (crisol de diasporas).
En forma general, Jazal (nuestros sabios) fijaron una enmienda que fue adoptada por todas las corrientes en el sionismo, desde las más religiosas en el seno del mismo, a las tradicionalistas o láicas, que veían en nuestras fuentes la fuerza de la realización, también separada de la religión:

«????? ????? ????? ???? ?????, ???? ?? ??????»

El significado de esta enmienda tiene un peso muy importante en todos los ámbitos y los actos del judío y es el sustento ideológico del sionismo, como pensamiento más allá del movimiento político o nacional. La misma refleja una acción, una realización que va más allá de el tiempo o circunstancias políticas (de los últimos cien años).
Abordemos pues el vínculo entre los ideales y los valores. ¿Cuál es el significado, contenidos y valores del sionismo?

En el primer Congreso Sionista, al fijarse las bases y contenidos del sueño sionista, se fijó el objetivo central e intachable: «brindarle a todo judío en el mundo, la posibilidad de vivir una vida judía plena, digna y normal en el Estado de Israel». El medio que el movimiento sionista vio como necesario, es la creación física de un estado en Eretz Israel, y la Alía al mismo. Se fijó el objetivo y los medios centrales para lograrlo.

El contenido del Estado de Israel, que nos guía en Hanoar Hatzioní, se deduce de muchas fuentes de ????? (??? ?»?) pensamiento judias. Israel como estado solidario y con mutua responsabilidad; en
Deuteronomio (capitulo 34 ) y Levitico (capitulo 19 )- se describen leyes detalladas- ?????? (??? ?»?) que sustentan estos valores. Debemos ser solidarios con el que no tiene o no puede, ya que esto representa la fortaleza del pueblo judío y esta característica escencial es parte de nuestra idiosincracia. De estos versículos nos explayamos a todos los ámbitos de la vida y ellos nos deben guiar en lo personal, o en la agenda pública y política de Israel, tanto como en las comunidades de la diáspora.

????? ???? ???? (????? ?»? 51-51 )
Amaras a tu projimo como a ti mismo…- Deuteronomio capitulos 15 – 18

Nos elevo durante siglos y nos identificó entre los pueblos. La comunidad judía siempre se preocupó por sus miembros. La «comunidad» sionista reflejada en Israel, tiene el mismo fin y debemos bregar con acciones que así sea, ya que es su escencia, sin la cual, la legitimidad del hecho sionista puede hacerse dudar.
Esta característica de solidaridad y de mutua responsabilidad, tiene que ser paralela y en red con tres valores centrales reflejados en la declaración de Independencia del Estado de Israel:
«El Estado de Israel permanecerá abierto a la inmigración judía y el crisol de las diásporas; promoverá el desarrollo del país para el beneficio de todos sus habitantes; estará basado en los principios de libertad, justicia y paz, a la luz de las enseñanzas de los profetas de Israel»

En resumen, el sionismo tiene una visión que va más allá de un movimiento de liberación nacional político. Es contenido judío y humanista – universalista. Es la escencia máxima del pueblo judío y su legado milenario.

Humanismo, Pluralismo. Democracia, inminencia de la vida humana, justicia, igualdad, libertad, verdad.

Desde sus comienzos, Hanoar Hatzioni vió en la centralidad del hombre su escencia. El javer de la Tnuá como centro de atención y dedicación. Dos gráficos lo muestran en forma elocuente; el hombre como centro de una especie de átomo y el segundo un hombre centro de una estructura concentrica llendo hacia una luz, un objetivo. Ambos fueron los gráficos que embanderaron el «Darkeinu» de 1963 y de 1996 respectivamente, y pretendieron representar en forma gráfica especial las raices de una concepción humanista carracteristica. La consecuencia y coherencia en el ideal, va más allá del tiempo o de las circunstancias cambiantes del mundo o del pueblo judío.

Vemos el pluralismo como «la concepción que apoya (soporta) el derecho de los individuos o grupos en la sociedad, a expresar sus posiciones y actuar en base a las mismas. Esta concepción de mundo se basa en el respeto mútuo y al derecho de ser diferente» . Este concepto no implica que toda posición esta acorde con los valores de la Tnuá, o que puede imponerse a las demás.

Entendemos el concepto democracia en forma más profunda que el sentido general referente a la libre elección de gobiernos. Democracia como concepción básica de la relación entre personas «que se interrelacionan entre si como sujetos» (Buber). Esta relación está basada en el diálogo y el convencimiento mutuo. En el respeto y la tolerancia. La justicia y libertad frente a la ley (no solo la ley escrita, sino la plena convicción de respeto natural de un hombre a otro). Y por supuesto esta relación debe estar basada en la verdad de pensamiento y de intenciones.

Como bien se expresa en el Darkeinu, en el Monte Sinai se fijaron, bajo el liderazgo de Moshé, las bases de las relaciones entre las personas, que junto a los Profetas de Israel, elevaron el concepto justicia como central en el judaísmo, y del que se desliga toda nuestra concepción democratica. Dichos profetas ( Shmuel, Natan Amos, Ishaiau, Nahum, Ezequiel, entre otros) conjugan la rica herencia de Moshé, con la sabiduría de siglos.

Ejemplos elocuentes de esta sabiduría:
«Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda» Isaías (1:17)
«?? ??? ??? ?? ??? ??? ??? ????? ??? ?????» (?????? ?, 4 ) «??? ??? ???? ???, ??? ???? ?????? (?????? ??, 51 )
Para resumir, Pirkei Avot nos lega una de las fraces más destacables en este tópico:
«?? ????? ????? ????? ????: ?? ????, ??? ???? ??? ?????, ?????: ??? ????? ???? ????
??????? (???? ???? ?, 51)

Liberalismo. Kvutzá. Ken. Educación, derecho a la duda y conciencia crítica, tolerancia. Amistad, ayuda mutua.

Iejezkel Marton, quien aportó a la consolidación ideológica de la Tnuá, escribe:
«A pesar de que no abundan judíos entre los precursores del liberalismo – a Ricardo
lo hemos mencionado – la concepción liberal es muy afín al nacionalismo y al
humanismo judíos…
Y la verdad sea dicha, fue precisamente el liberalismo el que creó las condiciones que
en el siglo XIX condujeron a la emancipación de los judíos, y en siglo XX abrieron
las puertas para su adelanto y prosperidad en todos los campos de la actividad
espiritual y económica… El sionismo político es, en gran medida, resultado espiritual del pensamiento liberal.
Fue el liberalismo el que proclamara al mundo el derecho de autodeterminción de los
pueblos y en ella se inspiró también Hertzl cuando escribió ‘El Estado Judío’.
La historia del movimiento sionista, su estructura organizacional y su esencia democrática denotan la profunda impregnación liberal del mismo. De allí las notables y naturales raices liberales en el jóven Estado de Israel».

Junto a estos claros pensamientos, Iehuda Shaari expone:
«…Por lo tanto el liberalismo social exige que el liberalismo no sea neutral en lo
referente a los problemas sociales sino que bregue y actue por derechos sociales que
aseguren un mínimo de existencia para todos y seguridad social.
Solo una persona que disfruta de seguridad social puede ser libre. Para alcanzar
dicha meta es necesaria una interferencia limitada del estado que debe asumir una
responsabilidad social».

Hanoar Hatzioní no embandera «el liberalismo», sino un liberalismo específico, humano, singular.
En el rico bagaje de fuentes judías tradicionalistas, puedo señalar tres pensamientos interesantes que me compenetran con la concepción educativa de Hanoar Hatzioní.
«??? ?? ?? ????? – ????? ???» )????? ?»? ?»?(
«????? ???? ????, ??? ???» )???? ???? ???? ?»?(
«??? ????? ?????? ???????? ???? ?????» ?????? ??»?

Es la esencia misma del hacer educativo tnuati. La autoeducación por excelencia. La participación activa, constante, dinámica y democrática en el proceso educativo.
Justamente las interpretaciones que le dan nuestras fuentes a la central tradición de Sucot, referente a los «Arbahat Haminim» (las cuatro especies de Sucot), Etrog, Lulav, Adas y Arava, nos ejemplifican en forma clara, completa y educativa el concepto «Kvutzá» y de ahi sus valores integrales.

Uno de los principales mensajes sobre los «Arbahat Haminim» es relatado por el Rav Lau:
«La unión entre las cuatro especias, tan singulares simboliza la concepción de mundo del judaísmo: la aspiración de educar a todos, a todos los tipos de personas, sobre las Mitzvot, y brindarnos un sentimiento de unidad y solidaridad en las relaciones interpersonales y en sociedad…». Y que mejor ilustración que el agrupamiento en conjunto de la Kvutzá, en la Suca, bajo un mismo techo, nuestro Ken, techo de la kvutzá tnuatit, de los janijim de nuestra actividad educativa. Así como la Sucá quiere
transmitir el mensaje de hogar, de tolerancia y ayuda mútua, de amistad e igualdad, valores que queremos transmitir en nuestro Ken tnuatí. El nido donde se gesta la la formación del janij y se amalgama con la amistad de sus javerim en la Kvutzá. Nos referimos a todos los janijim, sin excepciones, con la diversidad y riquezas que cada persona tiene. Y como se expresa en ????–

Proverbios- :
«??? ???? ?? ?? ????» )???? ?»?,?)

Tzofiut (ecología en general). Amistad. Tolerancia, Solidaridad, Respecto, Ayuda mutua, Confianza.

«?? ????? ????? ?? ???»

Este probervio tiene un significado mucho más profundo que la solidaridad (importante de por si!) entre los integrantes del pueblo. Su significado se bifurca y penetra en las relaciones más íntimas entre las personas.
Hace un tiempo escribí algunos pensamientos respecto al «Majané» como elemento educativo en la Tnuá, que expresan la ejemplificación de los contenidos de este capítulo en la metodología y contenidos de la Tnuá:

«La esencia del «Majané» está en los valores basicos que el mismo contiene. El
Majané no es un simple marco físico al cual podemos vestir metodologías o
contenidos variados. El Majané es la metodología; el Majané son los contenidos.
Metodología que nos permite verdaderamente experimentar y vivir momentos
especiales, en el marco del grupo de pares, en grupos juveniles; esencia misma de la
Tnuá. El vivir por nosotros mismos; el compartir no solo momentos determinados
sino todo el diario vivir. Contenidos que reflejan los valores más profundos del ser
humano y los que son bandera en nuestra educación: realización personal, ayuda
mutua, compañerismo, trabajo en equipo, valor de la tierra y la naturaleza, vivenciar
el liderazgo juvenil, apoyo, disfrutar de momentos entre jovenes, etc.

Las posibilidades que la vida al aire libre ofrece en este aspectos son realmente extraordinarias. El jóven, puesto en contacto con la naturaleza, se encuentra frente a problemas y situaciones que lo conducen a desarrollar su capacidad de inventiva y creación, despiertan en él la curiosidad por las cosas que lo rodean, le ayudan a encontrar aplicación práctica de muchas cosas teóricas, llevandolo a la comprensión de la absoluta necesidad que tiene que contar con los demás y que sus compañeros
necesitan de él a fin de lograr los cometidos comunes.
Las actividades en el Majané obligan a realizar una serie de trabajos manuales (levantado de carpas, cocinar, etc.) y el aprendizaje y utilización de ciertas técnicas (observación, orientación, etc). Ello hace surgir en los jóvenes una gran confianza en la capacidad y posibilidades propias de cada uno, al realizar por si mismos una serie de cosas tan importantes dentro de la diaria convivencia.

La vida cotidiana de la ciudad, generalmente, hace que el hombre desaproveche una
serie de facultades. Al despertar éstas ante las exigencias que impone el medio
natural y al enseñarle a utilizarlas en servicio propio y de sus compañeros, el joven
empieza a confiar en sus propias fuerzas y a sentir seguridad de si mismo».

El «Majané» plasma los valores más verdaderos de la expresion educativa tnuatit. La compenetración más profunda entre los javerim de una Kvutzá que se refleja en la ayuda mutua, el conocimiento entre los pares de una forma cotidiana, la solidaridad, tolerancia y respecto por el lugar de cada uno.
A la vez, la expresión máxima de nuestra visión de la integración entre el javer de la Tnuá y su entorno natural. La predisposición del mismo de vivir en un hambiente diferente al cotidiano, desconocido y desafiante, con sus javerim, le da un peso específico muy central a nuestra educación.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: