TISHA B´ AV, “SINAT JINAM” Y UNA VISIÓN DE CONTINUIDAD

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Sergio Edelstein

Durante su milenario recorrido por siglos de historia, el Pueblo Judío se caracterizó por
enfrentarse en forma exitosa, a un sinfín de desafíos, que, en más de una oportunidad,
amenazaron su existencia y pusieron en duda su continuidad.

En toda esta travesía duradera, uno de los símbolos del dolor que hemos enfrentado en
varias y significativas ocasiones, es el recuerdo del día Tisha b´ Av (9 no. día del mes de
Av del calendario judío), el cual conmemora varios eventos históricos que simbolizan el
dolor de la perdida en nuestro pueblo. La ruptura de las primeras Tablas de la Ley, la
destrucción del primer y del segundo Templo, son los más significativos, entre otros.

El simbolismo de estos eventos son un patrón, una guía de la narrativa del Pueblo Judío en
el desafío de fortalecer la identidad judía en nuestros días, asegurando así la continuidad
por generaciones del mensaje milenario que nos carracteriza e identifica. Y al intentar
entender las raíces que probablemente llevaron a estos eventos amenazadores de dicha
continuidad, debemos pararnos frente a un espejo que, para muchos pensadores, nos
enfrenta al dilema moral de aprender, entender y así evitar en lo posible, acontecimientos
que pongan en duda la continuidad del Pueblo Judío.

El concepto “Sinat Jinam” (odio gratuito) es una de las referencias más notorias en la
narrativa judía que llevo a la destrucción del Segundo Templo. Debemos aprender cuáles
fueron las consecuencias de las luchas internas, las disputas, la desconfianza, la
desigualdad y el abuso. Y si no aprendemos, puede volver a peligrar nuestra propia
existencia. Y tal vez no haya otra oportunidad en ese caso, de reconstruir.

Tisha b´ Av nos tiene que guiar. Nos tiene que permitir entender, que el Pueblo Judío no
tiene el privilegio de que en su seno haya diferencias acúticas, desigualdad, indiferencia
con el otro, ya sea judío o gentil, intolerancia. Y en especial falta de respeto, solidaridad y
compasión.

Cinco días después, el calendario judío nos da una oportunidad muy especial y hermosa de
poner en práctica todo este pensamiento, en la festividad de Tu b´ Av (15 del mes Av),
Yom Hahava (día del amor), que según la tradición judía es un día de regocijo, de amor, de
solidaridad y respeto al prójimo.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: