El límite de la moratoria en la tnua

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Por: Ilan Podbilewicz Mizrahi

Hanoar Hatzioni México

Dentro de Hanoar Hatzioni poseemos un espíritu juvenil, mismo que “nos induce al aprendizaje a través de la javaiá- vivencia práctica y la experimentación directa. Nuestro sendero educativo valora la auto- experimentación; pensar- dudar- actuar – aprender- decidir.” Darkeinu pág. 22. A esta posibilidad de experimentar se le llama moratoria psicosocial.

La moratoria psicosocial es un elemento fundamental en la búsqueda del yo, de identidad y de búsqueda de roles. Este concepto fue estudiado y acuñado por el psicólogo estadunidense Erik Erikson, dentro de su teoría “El Principio Epigenético” durante finales de los años 1950 y principios de los 60. La moratoria psicosocial se define como un lapso de tiempo en el cual una persona se toma la libertad de experimentar en distintos ambientes, ya sean lugares, personas, trabajos, culturas o cualquier elemento que cambie la forma de vida a la que se está acostumbrado, con el objetivo de encontrar una identidad, un camino y un objetivo.

El profesor Reuven Kahane del departamento de educación de la Universidad Hebrea de Jerusalén, desarrollo un texto en el cual habla de la teoría de la informalidad misma en la cual ofrece una estructura teórica del comportamiento de la juventud. Dentro de tal estructura teórica el autor expone que existe un código dentro de la informalidad misma y uno de los componentes del código es la moratoria. Dentro la explicación de la moratoria, el autor dice “la moratoria se encuentra en algún lugar entre los extremos ilimitados de la permisividad y la conducta normativa ordenada; permite la experimentación antes de realizar cualquier compromiso perdurable. Paradójicamente, y debido a que la moratoria amplía el alcance del comportamiento puede incluir desviaciones de conducta. La moratoria crea condiciones para el desarrollo de ambos tipos de comportamiento el normativo y el innovador. La moratoria es, por lo tanto, una poderosa y flexible herramienta de socialización.”

Partiendo de lo antes dicho, la tnua si da un espacio para la moratoria pero es imposible describirla como un espacio 100% permisivo a la desviación de conductas porque nuestros límites son muy claros y la moratoria no puede estar como un pretexto para la experimentación sin límites.

La moratoria se considera como un “campo de pruebas” que aplaza las consecuencias de nuestros actos, pero no los actos mismos ni el aprendizaje y experiencias que extraemos de su consecución, es decir que la moratoria no habla de libertad pura ni mucho menos, la moratoria nos explica que dentro de la formación de identidad es importante poder equivocarse pero el hecho de que nos equivoquemos y estemos dentro de un momento que se le ha definido un objetivo de moratoria no quiere decir que los actos deban de pasar como desapercibidos.

Existen muchas ocasiones en las cuales a la gente que dirige la tnua se le presenta el problema de dejar pasar errores en base al principio de la moratoria y así excusarlo, sin embargo este problema se ha presentado por una confusión y una falta de conocimiento del concepto en sí, por lo que se debe de aclarar. La tnua si es un espacio para probar, experimentar, mejorar, aprender y desarrollarse por lo que hay veces que el error cabe dentro de este espacio, sin embargo en el momento que un error afecta a terceros, ya sea física o moralmente la acción no puede pasar desapercibida sin que exista una consecuencia. A lo que me quiero referir con lo anterior es que no se puede permitir que la moratoria sea una excusa para justificar un error que afecta a otra gente.

En seguida expondré algunos ejemplos en los cuales se podrá comprender en forma práctica el límite del que se está hablando:

Si un madrij atenta con agresión a la integridad física o mental de cualquier janij o incluso de un madrij, no se le puede justificar su acción con la moratoria, en cambio sí un madrij de manera inconsciente le dijo información inapropiada a un janij y después la aclaro e intento resolver el problema, se puede tomar como parte de una experiencia y un error que cabe dentro de la
moratoria en la tnua.

Ahora existen dos conceptos interesantes que se pueden relacionar con este tema; experiencia y experimento. La moratoria nos permite adquirir un sinfín de experiencias que enriquecen nuestras capacidades, ahora bien es importante restringir o más bien limitar estas “experiencias” ya que en el instante que el hecho de adquirir experiencia incluya la realización de experimentos que crucen la frontera de nuestras bases morales y éticas, la experiencia se vuelve experimento y eso es algo que no se puede permitir dentro del marco tnuati en el que nos desarrollamos.

Existe un sinfín de ejemplos que han pasado y que pueden llegar a pesar pero hay que tener en cuenta que el límite de la moratoria es un elemento muy frágil pero al mismo tiempo el espacio que la tnua ofrece para experimentar y mejorar como personas, también es un elemento que hay que aprovechar y promover.

Jazak ve ematz.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: