Carta enviada por Dvora Epstein, bogeret Hanoar Hatzioni de Uruguay, antes de caer en la batalla por el Kibutz Nitzanim en la guerra de Independencia de Israel.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Marzo 1948

Amigos de la Tnua:

Esto es lo que quería escribirles, que ahora estoy viviendo todas aquellas palabras
que canté en la Tnua y no pude entender. Hoy estas palabras se vistieron de carne y
huesos, ahora entiendo su verdadero significado. Cada canción, cada himno, tiene
dentro de sí tantas verdades, más que una foto, artículo escrito o cosas de esas. El
aire que respiramos aquí está lleno de olor a pólvora y pronto seguramente vamos
a escuchar muy malas noticias, pero también buenas.

Yo siempre digo que vivimos la época más importante para nuestro pueblo. Y si ya
hablamos acerca de nuestro pueblo, no me van a creer cuantos judíos conocí en este
país. Judíos que vienen de todos los rincones del mundo. Judíos indios de Hashomer
Hatzair, y javrei Dror de Donkrak y de Shanjai de Hanoar Hatzioni.

Y entre los enlistados se habla una ensalada de idiomas: español, Flemit (de
Holanda) y muchos más…. Como para chuparse los dedos. Encontrar tantos judíos
que son tan distintos de todo el mundo. De verdad…

Con todas las dificultades, todos estan “locos” con el purim que se acerca, y se están
preparando como si nada más fuera a pasar. Falta solo un mes, todos los niños ya
estan pensando en sus disfraces y los javerim estan preparando regalos para sus
parejas. ¿Y cómo se formaron las parejas? Simplemente lo dejamos a la suerte y
cada mujer sacó un papelito con un nombre de hombre que va a ser su pareja hacerle
un regalo en ese día, y cada hombre saco un papelito con nombre de mujer para
darle el regalo. Y lo más importante, los regalos tienen que ser hechos a mano, está
prohibido regalar cosas compradas. Como ven, la vida sigue…
Los extraña.
Dvora.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: