¿QUIÉN DIJO QUE TODO ESTÁ PERDIDO? CREER EN LO IMPOSIBLE.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Por: Nicole Steizel, Rosh Jinuj Tnuá Israel Hatzeirá b’Argentina

Al hablar de Iom Hashoa, siempre recaemos en considerar a la Shoá como el acto más
terrible que vivió el pueblo judío, una de las peores catástrofes que sufrió la humanidad. Si,
es verdad, lo fue y creo que toda persona que esté leyendo este artículo lo considera de esa
manera. Yo también lo considero así. A mi también se me cierra el pecho, me quedo sin
aire, siento angustia, dolor. Se me han llenado de lágrimas los ojos, tengo muchas dudas, y
sé que la mayoría seguramente nunca obtengan respuestas. Bronca quizás y muchos otros
sentimientos encontrados que se me hacen difíciles de poner en palabras.

Pero una vez me enseñaron, que, aunque ya no tengas nada. Aunque veas todo de color
gris. Aunque sientas que ya lo has perdido todo. Aunque no tengas ni un poquito de
esperanzas en lo más profundo de tu corazón. Aunque ya no sepas a donde ir, siempre va a
haber algo que ilumine un poco tu camino, algo que le dé un poquito más de color, algo
que en el momento de recordar todo lo vivido, haga que aquel recuerdo tenga algo de
esperanza. Es por eso que hoy elijo buscar un poco de brillo en aquel gris recuerdo del
pueblo judío y rescatar algo tan importante para mí, como estimo que para muchos y
muchas de ustedes.

¿Sabías que las tnuot noar tienen sus inicios con el aumento del antisemitismo, previo al
estallido de la guerra? En aquel entonces en Europa la juventud comenzó a imponerse
sobre las personas adultas, sobre el paso tan repentino que había de la niñez a la adultez.
¿Sabías que el concepto de “juventud” surge en este momento de la historia? El primer
movimiento en crearse fue el Wandervogel (aves migratorias), donde podían asistir todas
las personas jóvenes que quisieran, no importaba religión. Este movimiento trajo una
nueva Jugendkultur (cultura juvenil) basándose en la protesta contra el mundo adulto y la
característica de vida de las ciudades. Pero con el ascenso del antisemitismo, la
propagación del odio gratuito hacia los judíos y judías, las puertas del movimiento a estas
personas se les vieron cerradas. ¿Sabías que el Wandervogel ha llegado a aceptar un gran
número de personas judías y tras un giro antisemita terminó uniéndose a Juventud
Hitleriana en 1933?

Impulsados/as por el rechazo en los movimientos juveniles locales, los y las jóvenes judíos
y judías se vieron obligados/as a crear sus propios movimientos, es por eso que, en 1912, en
Alemania, tiene lugar la primer “tnuá” de la historia, BlauWeiss (Azul y Blanco) ¿Sabías
que la plataforma sionista la adoptaron 7 años más tarde de su creación? ¿Y que el abanico
de plataformas sionistas fué muy amplio?

La valentía, el coraje y la heroica manera de actuar de los y las jóvenes creadores/as y
partícipes de las primeras tnuot noar, debería de servirnos como impulso, fuerza motora y
motivación a las tnuot noar de siglo XXI. La manera de actuar de aquellas personas que
durante el día estaban luchando, activando, pensando diferentes estrategias de rebelión.

Y durante la noche dictaban clases clandestinamente, en cuartos muy pequeños a muchos
niños y muchas niñas, porque las tnuot consideraban, ya incluso desde ese momento,
desde su creación, que mantener viva la llama de la educación era de lo más importante.
¿Sabías que casi la totalidad de levantamientos que se realizaron en los guettos, fueron
dirigidas y coordinadas por jóvenes de tnuot noar?

Las tnuot de aquel entonces cumplieron un papel fundamental, una de las mayores fuerzas
de resistencia, mayor a cualquier otra institución judía de la época. Se opusieron
rotundamente al gobierno nazi. Lucharon, de diferentes maneras. Algunas personas
preservando su identidad en los guettos y otras organizando rebeliones. Algunas mujeres
cumpliendo el rol mujeres mensajeras, enfrentándose día a día a la cara del enemigo y
otras personas creando y repartiendo un diario clandestino para que todas las personas
estén informadas sobre lo que ocurría.

Así, como estas, hubo más formas de resistir, y muchas otras que debemos desconocer.

Actualmente las tnuot noar, nos enfrentamos a diferentes situaciones, conflictos, que se
nos hacen difíciles de resolver. Cada Tnuá tendrá sus problemas, serán diferentes según la
parte del mundo en la que estén leyendo esto. Muchas veces frente a esos conflictos, sólo
encontramos la negativa o soluciones que creemos imposibles de llevar a cabo. No vengo
aquí a hacer una comparación frente a las dos realidades diferentes de las épocas. Entiendo
que son incomparables y creo que todos y todas lo vemos de esa manera y sino, así debería
ser. Vengo con el fin de tomar aquella convicción con la que se levantaron las tnuot en
aquel entonces para salir adelante. Vengo a buscar inspiración y motivación en la manera
de actuar, sin titubeos, de aquellos y aquellas jóvenes valientes. Con el objetivo de usar de
ejemplo a las tnuot de aquel entonces, a su fuerza, a su coraje, a su manera de pensar y
actuar. Y de organizarse también.

Debemos entender que somos fuertes. Tenemos la capacidad y la motivación de realizar
todo lo que queramos, por más imposible que lo veamos. Porque, al fin y al cabo, lo único
que es imposible, es aquello que no intentamos.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: