LAS 650 PALABRAS QUE CONCRETARON EL ANHELADO SUEÑO DE 2000 AÑOS.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Por: Martin Kohan, Rosh Jinuj Hanoar Hatzioni B’Argentina

Se cumplen 70 años de aquel increíble texto que cambió el rumbo del pueblo judío, texto
con el que David Ben Gurion hizo historia en tan solo 20 minutos poniendo fin a tantos
años de exilio. Los días previos, sin embargo, no fueron sencillos. Arduas discusiones se
sucedieron en el seno de la “Administración del Pueblo” sobre si declarar o no la
independencia del inminente Estado Judío y, no menos importante aún, día y noche se
debatió sobre las palabras que se debían decir en ese momento tan esperado. La discusión
terminó cuando Ben Gurion decidió irse a su casa con el texto y hacerle sus propias
correcciones. Al día siguiente, 5 de Iyar de 5708 a las 13:45 horas, los miembros del
Consejo del Pueblo se reunieron en la sede del Keren Kayemet LeIsrael en Tel Aviv y
luego de algunas deliberaciones aprobaron definitivamente el texto histórico. Ese mismo
día, a las 16:00 horas en el salón principal del museo de Tel Aviv, David Ben Gurion leyó
el documento que establecía el Estado de Israel. Esta proclamación explica con argumentos
de tinte bíblicos, históricos y jurídicos el derecho de existencia por parte del Pueblo Judío
a un Estado soberano en la Tierra de Israel, como así también, su accionar frente a la
ciudadanía.

“Meguilat HaAtzmaut” (la “Declaración de la Independencia”), paso así, a convertirse en
uno de los documentos más importantes para Israel y el pueblo judío, de ahí la razón de la
importancia para todo javer de Hanoar Hatzioni, conocerlo. En este artículo, entonces, me
gustaría plantear varias cuestiones que se presentan en este acta para relacionarlas con la
ideología de nuestra Tnua, el Darkenu.

ISRAEL, HOGAR NACIONAL DEL PUEBLO JUDIO.

La Declaración de Independencia de Israel declara que: “El Estado permanecerá abierto a
la inmigración judía y crisol de diásporas, además hace un llamado a todo el Pueblo
disperso por el mundo para que se congreguen en torno a los judíos de Eretz Israel, y los
secunden en las tareas de inmigración y construcción”.

Como Tnua “creemos que la Alia a Israel, es la expresión material más amplia y profunda
del judaísmo y del sionismo. Diversas pueden ser las razones que llevan al individuo a
decidir respecto de su Alia: educacionales, económicas, políticas, de seguridad personal,
etc. Medinat Israel fue erigida como hogar nacional para todo judío por el solo hecho de
serlo, desligado de la causa que produjo su Alia. Mas para nosotros la causa más sublime es
la Alia como consecuencia del proceso educativo e ideológico que provoca una
identificación individual con la idea sionista: La Hagshama Atzmit” (Darkenu- Páginas 13-
14)

ISRAEL, ESTADO QUE PROMUEVE LA IGUALDAD DE DERECHOS

El Estado de Israel mediante esta carta se comprometió a conceder y respetar los derechos
de las minorías, otorgándoles igualdad social plena a todos sus ciudadanos.

En Israel hay varios grupos minoritarios ya sea dentro de la “mayoría judía” (etíopes,
latinos, etc.) como dentro del sector “no judío israelí” (entre ellos los árabes israelíes,
musulmanes o cristianos, beduinos, drusos, etc.). Vale la pena recalcar, que a la sociedad
israelí también se han sumado en este último tiempo trabajadores extranjeros y refugiados
que, si bien no cuentan con ciudadanía, impactan significativamente en la dinámica social
israelí. Si bien Israel intenta conceder los derechos, hay protestas por parte de dichos
grupos que reclaman que existe todavía una gran brecha entre el objetivo de conseguir su
igualdad plena con sus conciudadanos judíos y la realidad en la que viven.
Lamentablemente, aun luego de 70 años los serios problemas de integración y marginación
son un denominador común para muchos de estos grupos minoritarios.

Nosotros como Tnua, “basándonos en nuestra concepción del mundo, es el sistema
democrático de gobierno el que refleja nuestras ideas y valores. Estos nos guían a combatir
por la igualdad de derechos para todos los ciudadanos del país, sin distinción de credo,
etnicidad, género, orientación sexual, situación económica y posibilidades físicas e
intelectuales. Es por eso que pensamos que la sociedad israelí debe ser una sociedad
tolerante donde no se cometan injusticias para con diferentes grupos de esta” (DarkenuPágina 16)

ISRAEL Y LA PAZ CON NUESTROS VECINOS ARABES

Parte integra de esta declaración es el llamado a la Paz con nuestros vecinos árabes:
“EXTENDEMOS nuestra mano a todos los estados vecinos y a sus pueblos en una oferta de
paz y buena vecindad, y los exhortamos a establecer vínculos de cooperación y ayuda
mutua con el pueblo judío soberano asentado en su tierra. El Estado de Israel está
dispuesto a realizar su parte en el esfuerzo común por el progreso de todo el Medio
Oriente”. Aquí vemos claramente como el Estado se compromete y ofrece un acuerdo de
paz y buena vecindad con todos aquellos países vecinos árabes.

Así mismo, nosotros, javerim de Hanoar Hatzioni, buscamos el logro de la tan ansiada paz,
no solo por la importancia en si misma que tiene este valor, sino también porque creemos
que “esto será una garantía para la seguridad de los ciudadanos israelíes y un mayor y
mejor cuidado de los derechos humanos.” (Darkenu – Pagina 16)

ISRAEL, ESTADO JUDIO Y DEMOCRATICO

El Estado de Israel debe ser un Estado judío y democrático, como lo da a entender este
documento. Si bien esto puede sonar como una tarea sencilla, la gran variedad de grupos
étnicos dentro de la sociedad israelí, han dado lugar al constante debate sobre cuál debería
ser la imagen y carácter de nuestro Estado, especialmente en relación con estos dos
elementos tan centrales.

Es por esa razón que estos grupos, han creado distintas fórmulas, donde los grados de
presencia de estos elementos varían según su concepción de mundo y valores. Algunos
ejemplos son:

“Estado de la Torá”1, “Estado Cultural Nacional”2, “Estado Religioso Nacional”3 , “Estado del Pueblo Judío”4
, “Estado Judío” 5 y “Estado de todos los ciudadanos” 6

En Hanoar Hatzioni creemos que “en base a la idea fundamental de Israel como hogar
nacional del pueblo judío, basado en los valores transmitidos en la Declaración, el estado
tendrá dos cimientos fundamentales: judío y democrático. Estos cimientos son de igual
importancia y representan el bagaje de los valores y legado judío. Creemos que Israel debe
mantener su carácter de Estado Judío porque es esta la razón de su creación y existencia.

En Israel es donde se desarrolla una vida judía como norma, basada en el calendario
hebreo, el Ivrit como lengua oficial, Shabat como día de descanso semanal, leyes que
contemplen el espíritu de nuestro milenario legado, y así también los símbolos nacionales.
Sin embargo, exigimos que el Estado de Israel asegure la libre práctica de culto a todos sus
ciudadanos, pues basándonos en nuestra perspectiva humanista, consideramos que este
aspecto es algo totalmente íntimo de cada ciudadano. En síntesis, podríamos decir que,
teniendo en cuenta la situación del pueblo judío y acorde a nuestra fe en el régimen
democrático, vemos imperiosa la separación entre culto religioso y el estado, dos esferas
importantes que de por si deben actuar por separado. (Darkenu-Paginas 16-17)

A MODO DE CONCLUSION

Ya hace 7 décadas, en 1948, las palabras que enunció David Ben Gurion oficializaron el
retorno de nuestro pueblo a nuestra patria histórica, como Estado Soberano. El judaísmo
iniciaba ese día, lo que conocemos como la etapa israelocéntrica: Israel, se transformaba en
el centro material, nacional, espiritual y cultural del pueblo judío.

Iom Haatzmaut es una increíble oportunidad dentro de la Tnua para poder replantearnos
aspectos del pasado, relacionarlos y enfrentarnos con el presente y plantearnos nuestros
desafíos hacia el futuro como movimiento juvenil judeo-sionista. ¡Aprovechémosla al
máximo! Iom Huledet Sameaj Medinat Israel! Lejaim por estos 70 años y los que vendrán!


1 Esta postura sostiene un Estado Teocrático basado en las leyes de la Torá y las leyes rabínicas. Los ciudadanos judíos del
Estado deben cumplir las mitzvot, y están en desacuerdo con la idea de un sistema democrático de gobierno.
2 Esta idea propone un Estado cuyo carácter este basado en la cultura y en la herencia judía. Un estado laico sionista donde los
ciudadanos judíos sean mayoría. Abogan por una separación completa entre la religión y el Estado, con leyes modernas y
democráticas. El judaísmo en esta idea de Estado se vería reflejado a través de sus símbolos nacionales, sus contenidos
educativos, proponiendo el cumplimiento de los preceptos bíblicos como una cuestión individual.
3 Esta es una idea más moderada sobre un Estado Judío, en el cual las leyes de la Tora sean sus bases. Creen posible enlazar
democracia con religión. Las leyes rabínicas serían las centrales, pero otorgarían igualdad social plena para la ciudadanía israelí.
4 Esta propuesta habla del Estado de Israel como centro espiritual que irradie hacia todas las comunidades judías. Para esto se
debe desarrollar un importante vínculo con la diáspora, absorber y ayudar a todo judío que le interesa formar su vida en Israel. La
Knesset deberá considerar las necesidades de las comunidades judías al momento de definir las leyes del Estado.
5 Esta idea sostiene que Israel debe existir con una mayoría judía. Se oponen a la idea de influir y movilizar en el mundo judío el
concepto de Alia, aquellos que quieran vivir en Israel serán amparados por la Ley del Retorno. Los cimientos de este estado serán
democracia y laicismo, con igualdad de derechos para los ciudadanos. Piensan que la religión es una cuestión individual.
6 El Estado es una identidad política, los conceptos de nación y religión son otro asunto. Proponen una democracia plena para
todos. Creen que el sionismo ya cumplió su objetivo con la Independencia pero que, desde ese momento, el Estado pertenece a
sus habitantes. No están a favor de la Alia y quieren un Estado Binacional.

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter