ROSH HASHANA, UN NUEVO COMIENZO Y LO QUE PODEMOS APRENDER DE ESTO EN LA TNUA

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Dalia Stekel – Rosh Jinuj Tzeirei Ami B’Chile

Rosh Hashana es el año nuevo judío, el cual es conmemorado por la mayoría de Am Israel
dondequiera que se encuentren, el primero y el segundo día de tishrei (séptimo mes del
calendario hebreo). Este jag se centra en dos ideas principales; es el primer día del año
nuevo, y es el día de juicio, día de introspección. De esta manera, se realiza al comenzar
un año nuevo el balance del año anterior y planeamos nuestros actos del año venidero.
Algo que llama mucho la atención de Rosh Hashana, es que, en ese día de reflexión, se le
pide un año más de vida a dios. Si bien nosotros podemos arrepentirnos de muchas cosas
que hicimos durante el año y sabemos que queremos ser mejores, también sabemos que
nos vamos a volver a equivocar. ¿Por qué dios sabiendo que nos volveremos a equivocar
nos perdona y nos regala un año más de vida? Para explicar la pregunta anterior acudiré a
una parashá del libro Bereshit llamada Vayera. En esta parashá Sara le pide a Abraham que
eche a su hijo Ishmael de su casa, ya que vio en el signo de que sería una mala influencia
para Itzjak (su segundo hijo). Dios le dice a Abraham que escuche a su esposa, por lo que
echan a Ishmael de la casa. Dios al ver a Ishamel en el desierto, a punto de morirse de sed
decide salvarlo y le predice que va a ser el progenitor de un poderoso pueblo, pero ¿Por
qué Dios sabiendo que Ishmael pertenecería a un pueblo que sería un enemigo importante
para los judíos, Dios decidió salvarlo igual? La respuesta es que dios vio en el a un niño,
que por ahora no había hecho nada malo, por lo que lo juzgo para bien en ese momento.

Este jag y los valores que de él se desprenden, están profundamente relacionados con la
Tnuá. En primer lugar, Rosh Hashana es el momento del año donde nos proponemos
cambiar para bien y crecer como personas, buscamos la superación personal y espiritual,
siendo esta una base para el judaísmo. Mientras queramos mejorar y estar en constante
crecimiento dios nos regalara un año más de vida (en el cual debemos aplicar lo aprendido
para que el año que comienza sea mejor que todos los años anteriores). Sin lugar a duda,
esto es una de las tareas centrales que tenemos como educadores de Tnuot Noar: la
formación de un Hombre que aspira constantemente a mejor(se) y mejorar el ambiente
donde vive. Otro punto de conexión entre esta festividad y la Tnuá y es la motivación por
aprender. En Rosh Hashana nos arrepentimos por las cosas malas que hicimos durante el
año. Dios sabe que volveremos a equivocarnos, somos humanos y esto es inevitable, pero
dios al momento de juzgarnos ve en nosotros que queramos crecer, aprender de nuestros
errores, mejorar y al fin y al cabo esa es por lo que dios nos juzga todos los años. En este
sentido, creo que la Tnuá es un espacio único que nos permite aprender a partir de
nuestras experiencias, de las exitosas y de las no tanto por igual.
Es mi deseo que en este año nuevo que comienza logremos disfrutar y valorar la vida,
podamos aprender de nuestras vivencias, corregirnos y ser cada vez mejores educadores,
mejores personas. Jag Sameaj!

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: