IOM IERUSHALAIM Y EL “CANAISMO” DE UNA IDEA

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Sergio Edelstein

Símbolos nos ayudan en nuestra identificación con la sociedad, con nuestros grupos de referencia, con nuestra familia. 

Una interpretación libre y personal me hacen relacionar el simán de la shijvá de Canaim, en especial su significado, con el significado que tiene Ierushalaim para el pueblo judío en la era moderna. 

Para muchos judíos, la creación del Estado de Israel tiene el mismo peso histórico que la creación de un nuevo Templo, o sea que estaríamos viviendo una época equivalente al Tercer Templo. La liberación del Muro de las Lamentaciones y la reunificación de Ierushalaim, vienen a fortificar este sentimiento. Jerusalem como símbolo de la sobrevivencia judía, como el legado espiritual del mensaje universal del judaísmo, como las murallas que simbolizan la defensa de los valores supremos que el judaísmo brindó a la humanidad. 

La libre interpretación del Siman de la shijva de Canaim, y por sobre todo la interpretación que le dieron a esta shijva los primeros bogrim de la tnuá, me lleva a enlazarlos con lo que escribi anteriormente. Las llamas que emergen del ángulo de la muralla, como símbolo de la sabiduría judía, de sus mensajes, de su legado. De nuestra obligación como madrijim de educar a ese legado milenario. La muralla que nos salvaguarda y nos mantiene como pueblo. 

Pero todo esto nos debe llevar a un pensamiento crítico con estos significados. Nos debemos preguntar las preguntas correctas, tanto respecto a Ierushalaim como de nuestra educación, a nuestros contenidos y lo que la ciudad representa. Y por sobre todo debemos aprender, para saber dar las respuestas, sean cuales fueran. Respuestas que se deduzcan de nuestra concepción del mundo, de nuestro bagaje de valores. 

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: